Seleccionar página

Conjuro.PDF

Un Conjuro es un ritual muy antiguo y poderoso, muy arraigado entre los adoradores del diablo.

Incluye componentes esenciales como son el fuego, el agua y la tierra. Los conjuros se suelen realizar durante la noche. El fuego está presente a través de las llamas de una hoguera al aire libre.

El agua se representa por aguardiente. La tierra, por un recipiente de barro. Es en este recipiente donde se realiza el ritual.

Vamos a ver uno de los Conjuros más conocidos de Europa. (El Conjuro de la Queimada).

Conjuro de la Queimada

Búhos, lechuzas, sapos y brujas;
Demonios, duendes y diablos;
espíritus de las vegas llenas de niebla,
cuervos, salamandras y hechiceras;
rabo erguido de gato negro
y todos los hechizos de las curanderas…
Podridos leños agujereados,
hogar de gusanos y alimañas,
fuego de la Santa Compaña,
mal de ojo, negros maleficios;
hedor de los muertos, truenos y rayos;
hocico de sátiro y pata de conejo;
ladrar de zorro, rabo de marta,
aullido de perro, pregonero de la muerte…
Pecadora lengua de mala mujer
casada con un hombre viejo;
Averno de Satán y Belcebú,
fuego de cadáveres ardientes,
fuegos fatuos de la noche de San Silvestre,
cuerpos mutilados de los indecentes,
y pedos de los infernales culos…
Rugir del mar embravecido,
presagio de naufragios,
vientre estéril de mujer soltera,
maullar de gatos en busca gatas en celo,
melena sucia de cabra mal parida
y cuernos retorcidos de Castrón…
Con este cazo
elevaré las llamas de este fuego
similar al del Infierno
y las brujas quedarán purificadas
de todas sus maldades.
Algunas huirán
a caballo de sus escobas
para irse a sumergir
en el mar de Finisterre.
¡Escuchad! ¡Escuchad estos rugidos…!
Son las brujas que se están purificando
en estas llamas espirituales…
Y cuando este delicioso brebaje
baje por nuestras gargantas,
también todos nosotros quedaremos libres
de los males de nuestra alma
y de todo maleficio.
¡Fuerzas del aire, tierra, mar y fuego!
a vosotros hago esta llamada:
si es verdad que tenéis más poder
que los humanos,
limpiad de maldades nuestra tierra
y hacer que aquí y ahora
los espíritus de los amigos ausentes
compartan con nosotros esta queimada.

Otros Conjuros

Muchos conjuros de Magia y Rituales y Brujería, se utilizan para conseguir lo que no se consigue de buena mano. Para conseguir amor, dinero, buena suerte, trabajo, negocios, limpiezas, curaciones, protecciones etc.

Los Conjuros utilizan las bibliotecas esotéricas antiguas. Todo se debe coordinar en un Conjuro al uso. Aquí una parte: : cada día tiene un color, planeta, y correspondencia mágica asignada.

El Domingo se corresponde al Sol, estrella que rige este día. Sus colores son el amarillo, oro, y anaranjados. Este día se usa para hechizos de salud, carreras, ambición, diversión, ley, triunfos, metas, niños, compras, ventas.

Conocidos son los Conjuros de los Gitanos.

Vamos a ver algunos fragmentos de las invocaciones mágicas recogidas para un Ritual Mágico.

«Marta, Marta,
La que en los infiernos estás
Acompañada de Satanás y Barrabás
Una cabra negra tienes
Y tres escudillas de leche sacarás
Y tres quesos harás
El uno darás a Barrabás,
El otro a Satanás,
Y el otro a su compañero».

Algunos Conjuros Mágicos fueron juzgados por el Tribunal del Santo Oficio.

Pertenecían a hechiceras castellanas juzgadas por ese mismo tribunal.

El siguiente conjuro amoroso  es una variante del hechizo de la sombra escoba.

Se utilizaba para conseguir que el amante fuera hechizado.

«Sombra, señora 
Unos os llaman sombra 
Porque espantáis.
Otros os llaman señora 
Porque enamoráis.
Al monte Olivete me vais 
Varitas de amor me cortad 
Y en el corazón de Fulano las hincad.
Que me quiera y que me ame, 
Y Señora siempre me llame, 
Y me diga lo que supiere 
Y me de lo que tuviere».

Guadalajara 1538.

Fórmulas Mágicas

Existen también determinadas fórmulas mágicas, recogidas de hechiceras procesadas por el Santo Oficio en España.

En el año 1655, que hacen mención a la Marta infernal, al diablo Cojuelo, y a muchos de los elementos presentes, en los conjuros de las hechiceras gitanas del siglo XVII.

«Diablo cojuelo 
Dáme señal 
De perro ladrar 
Gallo cantar 
Hombre pasar 
De puerta llamar».

Uno de los conjuros más usados es el conjuro de la cazoleta. El siguiente conjuro sirve, para lograr que el amante regrese junto a la mujer. Algunas mujeres solicitaban la ayuda de la hechicera.

«Por Barrabás, por Satanás y por Lucifer 
Por doña María de Padilla 
Y toda su compañía 
Que así como hierve esta cazoleta 
Yerba el corazón de Fulano 
Que no pueda sosegar ni reposar 
Hasta que a Fulana venga a buscar».