LA CASA DE LOS RITUALES

LA CASA DE LOS RITUALES

 

LA CASA DE LOS RITUALES

 

Era un día de noviembre, cálido para esa época del año. El viento movía incesante la arboleda de la calle San Roque, aunque sin molestar excesivamente.

Raúl y Mónica caminaban distraídos. Eran jóvenes y disfrutaban de sus primeros días de noviazgo. Juegos, risas estridentes, empujones, besos, todo era divertido para ellos, hasta que vieron una casa que a pesar de su antigüedad, presentaba elegantes estatuas y bustos de mármol.

Los jóvenes escucharon un coro de voces humanas acompañadas del sonido claro de un órgano como el de las catedrales. Quedaron inmóviles ante tan misteriosa y a la vez atrayente melodía, y sin tan siquiera notarlo, se aproximaron hacia la puerta de entrada.

Allí el sonido era mucho más alto, y entre la melodía, pudieron distinguir claros gemidos de mujer. Raúl miró con picardía a su joven pareja, y ésta le respondió con un leve golpe de codo.

La tarde llegaba a su fin, y los jóvenes permanecían quietos frente de la puerta, cuando inesperadamente un lujoso coche, para justo detrás. Del elegante automóvil, se bajó por la parte trasera, un hombre alto que vestía de etiqueta, con sombrero, gafas con cristales negros, y un distinguido y elegante sombrero negro. Permaneció un segundo parado ante la pareja, y siguió en dirección a la puerta.

 

LEER MÁS

ACIAGO EDICIONES

RELATOS DE TERROR ACIAGO 2017. (2,76 €)

Comprar por 2,76 €

 

AUDIO-CUENTO. LA CASA DE LOS RITUALES

 

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar